Kits de alimentación y de higiene en India Publicado: 29-04-2020

La pandemia del Covid-19 ha barrido el mundo de este a oeste en apenas cuatro meses afectando a millones de personas. El coronavirus, por desgracia, no sólo mata, sino que ha puesto al borde de la quiebra los medios de subsistencia y las economías de muchos países. El confinamiento y el miedo a los contagios también ha llegado a India, donde desde hace un mes 1.300 millones de personas deben permanecer en sus casas. La respuesta a esta situación ha sido la campaña Solidarity viral (Solidaridad viral) que la Red Salesiana en el Asia Sur ha impulsado para hacer combatir la emergencia sanitaria y social en India.     La campaña, cuya esencia es la solidaridad a todos los niveles, aborda varios aspectos. Por un lado, la prevención del contagio. Por otro, la subsistencia de las personas más vulnerables durante el confinamiento y, por último, la promoción de la productividad cuando pase la emergencia. Los Salesianos, a través de sus redes inspectoriales y de las Oficinas de Planificación y Desarrollo, iniciaron las actividades de rescate justo antes del comienzo del confinamiento, el 25 de marzo. Las primeras intervenciones preventivas consistieron en la sensibilización sobre las buenas prácticas que debían adoptarse (distanciamiento físico, permanencia en el hogar y prácticas de higiene). De forma paralela, y como las máscaras eran escasas, los Salesianos y sus colaboradores comenzaron a producirlas ellos mismos. Respuesta salesiana global en India contra el coronavirus: reparto de alimentos y kits sanitarios. Los jóvenes de los Centros de Jóvenes en Riesgo de la Inspectoría de Hyderabad prepararon 11.000 máscaras, mientras que las mujeres de los grupos de autoayuda de Bangalore confeccionaron más de 61.000. En la Inspectoría de Guwahati se produjeron 10.000 máscaras, y Hyderabad distribuyó 5.000 botellas de desinfectante. Además, se repartieron 372 botiquines y 1.100 kits sanitarios que contenían jabones, desinfectantes, guantes, máscaras y folletos. El anuncio del cierre del país y el confinamiento ocasionaron una emergencia a gran escala entre los grupos más vulnerables. La red salesiana, sin embargo, pronto entró en acción distribuyendo kits de nutrición familiar. Cada uno contenía alimentos para una semana con arroz, harina de trigo, lentejas, aceite y galletas. En total, han beneficiado a casi 33.000 personas entre migrantes, refugiados, mayores solos y trabajadores.     Incluso en muchos lugares han podido repartir comidas cocinadas de acuerdo con las medidas de seguridad a un total de 2.684 personas cada día. En otros, como en Kerala, las instalaciones salesianas se han puesto al servicio de las autoridades para que sean refugio durante la cuarentena. Los Salesianos en Asia, como en el resto del mundo, estamos respondiendo a la emergencia con eficacia y rapidez para llegar a los más necesitados. La batalla contra el coronavirus es global y, aunque aún no está ganada, estamos dando respuestas concretas para ayudar los más vulnerables. Esta emergencia nos está enseñando, a pesar de las distancias que deben ser respetadas, a ser verdaderamente una comunidad en la que todos estemos pendientes de los demás.  Fuente: Misiones Salesianas