Palestina: panadería salesiana de Belén Publicado: 16-12-2020

La panadería salesiana de Belén es una hermosa realidad que lleva más de 100 años produciendo pan para la comunidad. Nacida para producir panes para ser consumidos en el orfanato, hoy con sus ganancias contribuye al mantenimiento de la escuela de formación profesional dentro de la misión y otorga becas a estudiantes que no pueden contribuir económicamente a su educación. En sinergia con otras asociaciones de la zona, los salesianos han puesto en marcha una importante red solidaria para identificar a las personas en mayor dificultad y apoyarlas en su camino lleno de obstáculos. En particular, gracias a "La Unión de las mujeres" y a "Lifegate for Reabilitation", que se compromete a atender a unas 250 personas con discapacidad de 3 a 25 años, y a "Effetà", que garantiza la escolarización de 190 niños sordos, los religiosos logran distribuir todos los días unos 450 panes a los más necesitados. Cada forma de pan que se entrega cuenta una historia particular, de familias que luchan por ganarse la vida porque además del ya complicado contexto del lugar donde viven, tienen que enfrentar los obstáculos que el destino no les ha evitado. La familia de Muhammad, formada por 5 personas, tiene que lidiar todos los días con la enfermedad mental que ha afectado a dos de ellos, el padre y uno de los niños. Desafortunadamente, Muhammad no logra trabajar y poder ahorrar 250 shekels cada mes (lo que deberían gastar para comprar pan) realmente marca la diferencia. El pan que recibe Hala todos los días cuenta otra historia de dolor: "Mi nombre es Hala Jarayseh, soy madre de 5 hijos. Mi esposo murió hace 16 años y yo sola tengo que mantener a mi familia. Trabajo en el departamento de la Unión de Mujeres, en el centro para personas con discapacidad Al-Basma, pero debido a la crisis económica tras el coronavirus y a los bloqueos que han provocado la reducción de salarios, no logro cubrir todos los gastos. Me incluyeron entre los beneficiarios del pan gratuito de los salesianos: una gran ayuda para nuestra familia. Nos permite una cobertura alimentaria básica en nuestra rutina. Quisiera agradecer a todos los que trabajan por este preciado apoyo, tan útil para mujeres como yo, que tenemos que mantener una familia ”. El desafío es poder aumentar el número de beneficiarios y para esto "Missioni Don Bosco", la Oficina Misionera Salesiana de Turín, ha decidido, a través de un proyecto dedicado, ayudar a los Salesianos de Belén para que puedan producir más panes para donar. Fuente: Agenzia Info Salesiana