“Me gusta la fe que se convierte en esperanza” Publicado: 21-12-2020

Después de un año difícil y lleno de pruebas para toda la humanidad, como lo fue el 2020, la única forma de mirar la Navidad y el 2021 con "serena interioridad" es teniendo una mirada de fe, una fe que se vuelve esperanza. “Me gusta la fe que se convierte en esperanza”, comienza el Rector Mayor, citando al cardenal vietnamita Van Thuán, quien conocía la fe y la esperanza, después de haber estado encarcelado durante muchos años debido a su fe. "¿Cómo podemos hablar de la Navidad cuando hemos vivido toda esta realidad?" pregunta el padre Ángel Fernández Artime. Para los cristianos siempre es posible, porque la Navidad "significa que Dios viene a nuestro encuentro, que Dios también hoy se hace hombre, cerca del hombre, en su Hijo Jesús", afirma el Rector Mayor. El nuevo año, por tanto, puede ser una buena oportunidad para partir cambiados y mejores que antes: más atentos al cuidado de la Creación, al "grito de miles de jóvenes", para recibir a los migrantes "de forma humana" y a construir una realidad "de compasión, de misericordia, de una mano que se acerca a quienes la necesitan".   Fuente: Agenzia Info Salesiana