Brasil: Nuestros hermanos salesianos podrán ayudar a todo el pueblo de Oeiras" Publicado: 16-04-2021

El miércoles 14 de abril 2021 se celebró la Eucaristía en la iglesia catedral Nuestra Señora de la Victoria, de la ciudad de Oeiras, Diócesis de Oeiras, en el Estado de Piauí, presidida por el Obispo diocesano, Mons. Edilson Soares Nobre, para dar gracias a Dios por la llegada de los salesianos de Don Bosco a esas tierras del interior piauense. Acompañaron la celebración los párrocos de la ciudad y un grupo de laicos y jóvenes de las parroquias. El padre Gabriel Romero, Consejero para la Región Cono Sur, estuvo presente, firmó el acta correspondiente al inicio de esta nueva presencia salesiana y acompañó a los hermanos que allí comenzaron este año la extensión del carisma salesiano, sueño misionero de nuestro padre Don Bosco. En su homilía, Mons. Soares Nobre destacó que “este es un momento sencillo pero muy significativo y que la llegada de la Congregación a la Diócesis es un motivo de crecimiento espiritual…, porque nuestros hermanos salesianos podrán ayudar a todo el pueblo de Oeiras, especialmente a los jóvenes, a encontrarse siempre más con la luz radiante del Resucitado, para que Él pueda volverse referencia en nuestras vidas”. Por su parte, Mons. Edilson, expresó que la Diócesis de Oeiras se siente privilegiada al poder recibirlos, más aún que la llegada de los salesianos se da en plena pandemia de Covid, siendo un signo de esperanza y bendición. Comentó que la Diócesis de Oeiras es pequeña, pero posee un dinamismo pastoral grandioso y agradeció especialmente la presencia de los dos salesianos que iniciaron ya su actividad misionera entre los jóvenes de esta ciudad, la más antigua del estado de Piauí, que fuera su capital y que tiene a nuestra Madre de la Victoria como patrona de todo el Estado. El obispo concluyó pidiendo a la Providencia Divina, que haga crecer el número de vocaciones de la Iglesia y de la Congregación.  El padre Romero compartió también tres sentimientos: “De agradecimiento a Dios por suscitar este deseo misionero y agradecimiento al Obispo y a los pastores de esta Iglesia que con cariño y generosidad nos invitaron y recibieron; (…) De gozo porque la figura de nuestro padre y maestro Don Bosco está llegando aquí a esta tierra y viene con nuestros hermanos salesianos a compartir esta alegría tan característica de nuestro carisma; (…) Y de sincera humildad, porque llegamos para aprender del trabajo pastoral en esta diócesis, para sumarnos a esa dinámica pastoral, aportar nuestro granito de arena que es la belleza de nuestro carisma, para con profundo respeto entrar en esta ‘tierra santa’ que hoy nos abre sus puertas…”. Fuente: Agenzia Info Salesiana